Panorámica para Lucien Freud
2017
Óleo sobre papel
140 × 240 cm

“Siempre me interesó la obra de Lucian Freud y el personaje. Creo que su trabajo trasciende la realidad de lo representado y consigue eso que es tan difícil de explicar al menos pera mi por ser tan sorprendente. Igualmente sorprendente es la colección de arte que tenía en su casa de Kensington. Obras de Francis Bacon, Frank Auerbach (ambos eran amigos de Lucian) Camille Corot, bronces de Rodin, Degas.

Normalmente solemos ver estas obras en museos, perfectamente ordenadas  y con una buena iluminación. Al verlas en un ambiente doméstico con montañas de libros por los suelos al pie del cuadro “Two Figures” de Bacon, o “Balzac desnudo con los brazos cruzados” de Rodin sobre una mesa rodeado de platos, trapo de cocina y apenas iluminación, me decidí a pintar una gran panorámica de 140 x 800cm sobre algunas habitaciones de la casa. Comienza con una habitación que tiene un Corot sobre la chimenea y un bronce de Degas, un Auerbach en la pared contigua. Continua con dos cuadros del dormitorio de Lucian de diferentes ángulos. Aquí hay un Bacon un Auerbach, sobre la mesa un bronce de Rodin “Isis” y un caballo en broce de Degas sobre el aparador. El último cuadro es una sala que tiene el Balzac desnudo sobre una mesa redonda y como punto final de este recorrido hay un caballete en un rincón de la habitación en la penumbra. Me pareció que era el mejor final ya que la casa pertenece a un artista y este rincón en penumbra me recordaba al Cristo de Velázquez sin tener nada que ver pero el caballete tiene algo de forma de cruz esa cruz que llevamos a cuestas los artistas. En palabras de Truman Capote, “Cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse”.

Al hilo de estas asociaciones como la del Cristo de Velázquez, también vi a Vermeer, Mark Rothko…. Y esto siempre me parece un buen punto de partida para comenzar un cuadro que luego no tendrá nada que ver con ellos, como debe ser.

Sección transversal es la parte científica del arte. En este caso de la pintura italiana hasta 1400. El análisis científico permite identificar la gama de pigmentos usados por los pintores del trecento en Florencia y Siena, Cennino Cennini, Giotto, Ugolino di Nerio, Duccio, etc. La acumulación de capas de pintura para conseguir el color adecuado, son analizadas para averiguar espesores y el tipo de pigmento utilizado.

Yo he usado las imágenes de manera que guardaran una relación con el tema representado. El resultado es una abstracción que parte de una micro realidad que conformaba un arte profundamente religioso, y a mi modo de ver acaba siendo una abstracción profundamente religiosa.”

 

Gonzalo Sicre

Panorámica para Lucien Freud
2017
Óleo sobre papel
140 × 240 cm
Interior
2017
Óleo sobre tela
73 × 92 cm
El arquitecto y la ciudad
Óleo sobre tela
50 × 60 cm
Sillón con mesa cuadrada
Óleo sobre tela
50 × 60 cm
Cesta de frutas
Óleo sobre tela
150 × 150 cm
Divorcio
Óleo sobre tela
195 × 195 cm
San Bartolomé. Dorado, azurita y laca roja
2017
Óleo sobre tela
130 × 180 cm
Paño Rosa de Santa Reparata. Laca roja sobre blanco de plomo
2017
Óleo sobre tela
81 × 117 cm
La Resurrección. Verdaccio y negro sobre blanco de plomo
2017
Óleo sobre tela
81 × 116 cm
San Bartolomé y San Andrés. Dorado, bermellón y azurita
2017
Óleo sobre tela
81 × 114 cm
San Juan Bautista. Rojo de plomo sobre oro
2017
Óleo sobre tela
81 × 114 cm
La Ascención. Verde brillante y blanco sobre oro
2017
Óleo sobre tela
81 × 117 cm
Dedo pulgar de Jesucristo. Azul ultramar y blanco de plomo
2017
Óleo sobre tela
100 × 146 cm